top of page

Un lago de agua primaria


Lac de Guiche en el País Vasco siempre ha sorprendido con la calidad de su agua. El agua es cristalina, huele bien, bañarse en ella sienta bien al instante, te sientes purificado y sabe bien. El letrero incluso dice que el lago contiene agua de manantial.


Hace poco hablé con un anciano que vive en Guiche. Me dijo que trabajaba en la cantera de Guiche. De hecho, lo que hoy conocemos como Lac de Guiche era una cantera hace apenas unas décadas. Me contó cómo, mientras cavaba, salió agua. Les molestaba porque impedía la explotación de la cantera. Pero en algún momento había que enfrentarse a los hechos: el caudal de agua era tan fuerte que era ilusorio esperar poder librarse de él. El agua siguió saliendo a borbotones y llenó la excavación en un año.


Lo bueno es que el agua sigue saliendo del sótano. Tuvimos que construir tuberías para evacuar el desbordamiento y así el agua se renueva constantemente. Es un lago alimentado con agua primaria, sin duda. El agua es nueva, viva y pura, para deleite de los numerosos visitantes. En lo personal, me llena de gratitud la abundancia de agua que nos ofrece la naturaleza.


3 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comentarios


bottom of page